jueves, 18 de enero de 2007

¡¡¡¡¡Y APARECIO MI AMOR!!!!!

Cuando trabajaba en una empresa que vende chicles a nivel internacional, tuve la fortuna de conocer muchas personas buenas y humanas, bueno gente hermosa y optimista que te contagia y ofrece su amistad sincera, como en todos lados había gente buena y mala por igual; ahí conocí a un hombre ya maduro que me encantaba, me parecía muy atractivo e interesante, anduve con el mas o menos año y medio, esa relación me hizo madurar en muchas cosas, pero no por lo buena que fue (eso lo cuento otro día), pasó tiempo y me dije …. “porqué regalarle los mejores años de mi vida a una persona que no sabe ni qué hacer con la suya”, y simplemente me alejé de el.

El me llamaba cada que se acordaba que yo existía y esa libertad me dejó disfrutar de mis amigos, me la pasé muy bien, aprendí a estar conmigo; amándolo tanto no tenía ningún deseo de estar con nadie mas, así que yo le era muy fiel, solo me llegué a sentir mal cuando recordaba que no lo tenía a mi lado. Un buen día me decidí a vivir plenamente sin cosas a medias, ni siquiera le avisé que ya habíamos tronado, no se lo dije porque si en tantos días no me llamaba eso significaba que no tenía mucho interés en mí, además simplemente me valió, yo ya sentía que no tenía porque darle explicaciones. Se aproximaba la fiesta de fin de año de la empresa, tenía muchas ganas de ir y esa fiesta es de parejas, todos llevan a sus esposas (os) o novias (os), entonces le dije a un compañero si ya tenía con quien ir:

ALE: Holaaa!!
E: Hola, como estás?
ALE: Bien gracias (al grano) oye……
E: Qué pasó?
ALE: Ya tienes con quien ir a la fiesta?
E: Eeesteee mmmm … no, porque?
(y me miró con ojos de “prefiero ir contigo”)
ALE: Es que tengo ganas de ir...
E: Quieres ir conmigo?
ALE: Si claaro!!!, te doy la dirección de mi casa
E: Paso por ti a las 7
ALE: Ok
E: Ok
ALE: ciao!!!
E: te veo

No me parecía un chavo muy guapo pero me caía bien, en otras ocasiones el ya me había invitado a salir o hasta me había invitado a esa misma fiesta pero nunca acepté.
Llegó el día de la fiesta, cuando tocaron la puerta y abrí, me quedé con cara de wwoowww!!! ¿dónde está Erick? jua jua jua, se veía muy bien, llegamos al evento y me sorprendí: "¡baila muy bien!", nos la pasamos baile y baile, risa y risa, platica y platica, me la pasé muy bien, tanto que olvidé que había alguien que me observaba……

Mañana les sigo contando ya está muy largo, les mando saluditos!!!!

4 comentarios:

Liz dijo...

Suena interesante!!!
Esperaré la 2a parte.

Gracias por visitarme y por chutarte todo lo que he escrito ¡que bárbara! jeje.

Saluditos, nos estamos leyendo.

chochos35 dijo...

=)

Va bonita la historia...

Saludos

Nancy Karina dijo...

YA ESCRIBE!!! ESTAMOS ESPERANDO DESDE CUANDO EL DESENLACE!!

SALUDOS!! ;)

Vicky dijo...

Como en las canciones y en las películas, el amor se encuentra donde menos lo esperas, jaja.