martes, 26 de diciembre de 2006

ALGO DE MI

Hasta para empezar a escribir en mi blog tengo que agarrar confianza, como diré ..... aun me cohibe escribir, pero bueno hablare un poco de lo que ha sido mi vida.
Nací en el DF el 03 de agosto de 1980, soy la segunda hija de aquel matrimonio, crecí con muchas carencias y no precisamente económicas; siempre fui la mejor en todo, la mejor estudiante, la más "bonita", la mejor atleta de mi escuela, cariñosa, detallista, muy juguetona y sonriente, hasta el año de 1988 solo éramos mi hermano y yo los que teniamos soportar la mala elección que hicieron mis padres al "decidir" casarse, nunca se quisieron verdaderamente y por lo tal mi hermano (mayor que yo) y yo siempre salimos pagando los platos rotos, en ese año nació mi hermanito "lalo", que a sus tres añitos tuvo que enfrentar la ruptura de su familia junto con Adrian y yo, fué muy dificíl, es algo que hasta la fecha no he podido superar, en el matrimonio los maltratos estaban a la orden del día, físicos y emocionales, cuando mi papá se alejó de nosotros fué todo al doble, cualquier familiar se sentía con derecho a gritonearnos y mandarnos, mi madre trabajaba muchas horas al día y el resto de su tiempo lo ocupaba en maldecir y a odiar al hombre que la abandonó y la dejó con todo el "paquete" sola, conciente estoy de que mi madre sufrió tanto como nosotros el abandono de mi padre, pero en realidad ella jamás luchó contra el moustro del odio y la ira, desafortunadamente ella le abrió la puerta a ese ser maligno que le contaminó su yá lastimado corazón. Así tuvimos que crecer los tres al cuidado de mis "perfeccionistas" abuelos, que no daban crédito a que la menor de sus hijas haya quedado "dejada" y devaluada ante la suciedad ... perdón sociedad.
En cuanto mi padre se fué todo cambió obviamente .... los amigos ya no nos in vitaban a fiestas, y la familia de el se olvidó de nosotros, nadie nos visitó para saber como estábamos, mucho menos para apoyar a mi madre en algo, y hasta ahí dejé de ser la mejor en todo, mi caracter cambió mucho y dejé tener buenas calificaciones, como única mujer me toco quedarme a cargo de mi abuela en la cocina, para cocinar y lavar todo lo que se necesitara, imaginen la tortura que fué para mi en la edad en que ya sentía deseos de salir con mis amigas así que fué algo que tuve que reprimir, ya que los "permisos" y los deseos no eran algo permitido para mi; el futuro prometedor que mi padre me auguraba desapareció más rápido que un suspiro, aquello solo quedó en sueños y jamás comprendí como un padre amoroso que desea que la historia de sus hijos tenga mas prosperidad que la que él tuvo, nos haya podido abandonar como quien tira un mueble o algo que le estorba, no volvimos a saber absolutamente nada de aquel inteligente, guapo y encantador hombre (como todo mundo lo catalogaba), y que mi madre nunca pudo ver en nosotros un motivo para superarse y amarnos, nos quedamos en un barco sin timón, del que uno a uno ha querido bajar de el a su modo.
Esto es un poco de lo que me hizo l u c h a r por traer ese mundo de fantasías a mi realidad, así que este blog es solo el comienzo simbólico de todo lo que falta por venir y que sé lograré.
Daniela eres la fuerza que impulsa mi alma, eres el amor más grande que he tenido en mi vida y por quien lucho día a día para darte una mejor mamá.

2 comentarios:

DonMaster dijo...

:O qué gran historia, espero se cumplan tus sueños, ya verás que así empiezan las exitosas!

un abrazo

Fabrizio dijo...

Ale:
Me parece que eres una de esas mujeres que no se sientan a lamentarse y a aucompadecerse, tu historia es triste pero no es única, en varios momentos de tu vida has tenido que crecer y enfrentarte a los problemas, eso hace de ti un ser humano con la capacidad de amar y de valorar cuando tienes algo bueno. Tienes una hija, dale lo mejor de ti no permitas que su corazoncito aprenda a odiar.
Te mando un fuerte abrazo y los mejores deseos de que siempre salgas adelante.